Introducción a la psoriasis
Se estima que entre 80 y 120 millones de personas en el mundo padecen de psoriasis. Es una afección cutánea crónica, lo cual significa que la enfermedad permanece aunque los síntomas aparezcan y desaparezcan periódicamente. La psoriasis se caracteriza por manchas de piel gruesa, enrojecida e inflamada, laminillas de piel secas y plateadas conocidas como escamas. La gravedad de los síntomas varía desde apenas notorios hasta brotes de lesiones que cubren la mayor parte del cuerpo. Incluso en algunas personas la psoriasis puede causar una forma de artritis. La enfermedad no es contagiosa; es decir, no puede propagarse de una persona a otra. Un mayor conocimiento de las causas, síntomas y tratamiento de la psoriasis ayudará, tanto a las personas que padecen la enfermedad como a las personas sanas, a abordar los retos físicos y emocionales que implica vivir con la afección.